Lombok y Sumbawa

0

Llegamos a LOMBOK y cogimos un autobús a Senggigi. Nos alojamos en unos bungalows que estaban casi vacíos así que nos hicieron precio. Alquilamos una motillo como siempre y aprovechamos para cambiar dinero, pasear por la playa, ver las puestas de sol y estar tres días de tranqui planeando qué hacer. Al final decidimos no hacer buceo en las islas Gili y alquilar un Suzuki durante un mes para visitar con total libertad Lombok, Sumbawa y lo más importante, la isla de Flores.

Alquilamos el Suzuki (se lo alquilamos a un tío que tenía uno), metimos nuestras mochilas dentro y nos lanzamos a la aventura. Cruzamos toda la isla de Lombok hasta Labuhan Lombok de donde salen los ferrys para SUMBAWA.
Pasamos una travesía en ferry infernal. Fuerte marejada aliñada con humillo de cigarros de clavo (lo que fuman en toda Indonesia). Los dos vomitamos todo.
Llegamos a Poto Tano (Sumbawa). Estaba anocheciendo. Encendemos las luces del coche y zas, la sorpresita, no tenemos luces (pero si las habíamos revisado!). Menos mal que Sebastián es McGyver y con el papel de la cajetilla de cigarrillos arregló el problema y pudimos conducir hasta un hotel.
En un par de días cruzamos toda la isla (no tiene mucho que ver) y nos plantamos en Sape (aquí descubrí una delicia culinaria, unas cortezas como de pescado que son como nuestras cortezas, bocabits etc., ¡qué buenos! tendríamos que importarlos!) dispuestos a embarcarnos en el ferry a la isla de Flores.
Después de explorar Flores largo y tendido atravesamos otra vez Sumbawa cruzamos a Lombok y antes de devolver el Suzuki visitamos la zona de Tetebatu y el volcán Gunung Rinjani (no lo escalamos).
Siguiente parada Flores y Rinca, continúa leyendo

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES