Jodhpur

0
Jodhpur, qué ver en la ciudad azul del Rajastán, India.
Jodhpur, qué ver en la ciudad azul del Rajastán, India.

Jodhpur, es mi ciudad rajastaní favorita. Y no por tener unas cuantas cosas que ver que merecen la pena sino porque tiene un algo, un “charm”, que la hace sencillamente deliciosa.

Bueno, tengo que aclarar que cuando hablo de Jodhpur me refiero a la vieja Jodhpur, a la ciudad antigua y amurallada. No quiero saber nada de la ciudad nueva… horror!

La última vez que habíamos estado en Jodhpur fue por agosto del 2004. Hacía un calor de mil demonios y no encontramos alojamiento en ningún hotelito que mereciese la pena así que tuvimos que estar, muertos de calor, en una habitación con fan y bastante lejos del cogollo. Ahora es enero y la temperatura es espectacular. La vamos a gozar!! Además, hemos pillado habitación en la Singhvi´ Haveli, una jollita con unas vistas desde la azotea flipantes.

Sigo con mis problemillas estomacales que arrastro desde Varanasi pero como la bacteria no me ha pegado muy fuerte, decido no ir al médico ni tomar nada. Noto que me encuentro un poco cansada y tengo algo de diarrea pero las ganas de salir con la cámara a patear las calles pueden con todo!! (craso error porque en la noche que pasamos en Amman haciendo escala en el vuelo de vuelta tuve que usar el seguro y llamar al médico de urgencia… qué malita me puse ja,ja,ja!!)

Jodhpur fue fundada en 1459 por Rao Jodha un jefe Rajput del clan de los Rathores. La ciudad creció gracias al comercio de opio, sándalo,  dátiles y cobre. Hoy en día es la segunda ciudad más grande del Rajastán y un importante centro turístico.

LA CIUDAD ANTIGUA.

Justo debajo del impresionante fuerte Mehrangarh y rodeada por una muralla semi derruida, se extiende la super fotogénica ciudad vieja de Jodhpur. Esta pequeña ciudad dentro de la gran urbe es un mundo aparte. Conocida habitualmente como la ciudad azul por el color con el que están pintadas las casas, es un laberíntico entramado de calles estrechas con una vida absolutamente increíble.

Calles de la ciudad azul de Jodhpur, Rajastán, India
Calles de la ciudad azul de Jodhpur, Rajastán, India

Cuenta la leyenda que fueron los miembros de la alta casta de los Brahmanes los que comenzaron a pintar así sus casas para diferenciarlas de las demás. Con el paso del tiempo, esta práctica se hizo común entre el resto de castas por los beneficios de este color a la hora de repeler a los insectos y por su significado de bienvenida.

Si te gusta la fotografía de calle, Jodhpur es un absoluto paraíso. En cada estrechísima callejuela encontrarás una o muchas instantáneas. Lleva bastante angular porque las calles muchas veces son muy estrechas. También sería conveniente que en tu cámara pudieras subir bastante el iso sin mucha pérdida de calidad en la imagen, ya que las calles son bastante oscuras.

Calles de la ciudad azul de Jodhpur, Rajastán, India
Calles de la ciudad azul de Jodhpur, Rajastán, India

Nos quedamos unos días para pasear tranquila y pausadamente y explorar cada recoveco. Merece la pena que te tomes con calma la visita a la ciudad antigua. Aprovecha para parar y sentarte a contemplar la pausada vida diaria de la gente en los barrios residenciales. Enseguida verás como las oportunidades para cruzar unas palabras con los lugareños aparecen fácilmente: la gente es super amable y acogedora.

Las angostas calles están llenas de vacas, que o bien dormitan tumbadas en medio, o bien comen los restos de comida y basura que la gente tira. Ve con cuidado porque algunas tienen mala leche y envisten de lo lindo!!! ja,ja,ja

Los niños van al cole felices, bien uniformados y repeinados, las mujeres mayores dormitan o charlan a las puertas de sus casas mientras las más jóvenes hacen las tareas domésticas. Las pequeñas tiendecitas esperan clientes con todos sus productos bien a la vista. También puedes contemplar los diferentes oficios tradicionales de la India como las planchadoras, los que hacen con una paciencia infinita “marigold garlands”, los sastres y un largo etc. Por las calles también encontrarás muchos templitos a los que la gente acude diariamente a rezar. Todo esto bajo un mar azul que lo tiñe prácticamente todo.

Procura alojarte en un hotel que tenga una buena terraza en la azotea. No te debes perder las vistas de la ciudad antigua desde lo alto. Sólo así podrás captar toda su belleza al completo y disfrutarás de contemplar la vida en los tejados de las casas, otro mundo por descubrir!!.

Cuando te apetezca ir de compras o simplemente algo más de acción dirígete a la zona de la famosa torre del reloj. 

Sardar market gateway, Jodhpur, Rajasthan, India.
La torre del reloj y la puerta de entrada al Sardar market, Jodhpur.

Aquí se encuentran los hoteles y restaurantes más caros, el famoso mercado de Sardar (una locura de gente, puestos, olores, coches, motos…) y más al oeste el corazón comercial de la ciudad lleno de bazares donde encontrarás todo tipo de vegetales, pastelitos, especias, telas, plata, joyas y artesanías varias. Te aviso que si hace calor quizá te agobie un poco (o un mucho) esta zona de la ciudad vieja. Si es así, cógete un moto rickshaw y que te lleve de vuelta a la zona más residencial, infinitamente más tranquila y relajante.

 

 EL FUERTE MEHRANGARH

Situado en la cima de una colina a 120 metros sobre la ciudad, tiene unos impresionantes muros que llegan a alcanzar 36 metros de altura y 21 metros de ancho. En su interior descubriremos jardines, amplios patios, varios palacios, elaborados balcones, galerías arqueadas y residencias privadas preciosamente adornadas.

Mehrangarh fort at dusk, Jodhpur, Rajasthan, India.
Vista del fuerte Mehrangarh, Jodhpur.

El Fuerte Mehrangarh, fue construido en el siglo XV durante el reinado de Rao Jodha. La piedra angular de la fortaleza fue colocada el 12 de mayo 1459 por el propio Rao Jodha en una colina rocosa 10 km al sur de la ciudad de Mandore. Este cerro era conocido como Bhaurcheeria, la montaña de las aves. Según la leyenda, para construir el fuerte, tuvieron que desalojar al único habitante de la colina: un ermitaño. Molesto por haber sido echado de su hogar, el ermitaño maldijo a Rao Jodha. Al final, para contentar al ermitaño, se le construyó una casa y un templo en la fortaleza muy cerca de la cueva donde solía meditar.

Rao Jodha, muy supersticioso, y con miedo de la maldición del ermitaño, enterró a un vivo a un hombre en la base del fuerte. Este hombre era Rajiya Bambi que aceptó ser enterrado después de la promesa de que su familia sería atendida siempre por el clan de los Rathores. Parece que los descendientes de Rajiya continúan hoy en día viviendo en Raj Bagh, el Jardín de Rajiya.

Mehrangarh fort at dusk, Jodhpur, Rajasthan, India.
Vista del fuerte Mehrangarh, Jodhpur.

Os recomendamos vivamente visitar este impresionante fuerte, es una pasada!. Píllate el audio y ponte los cascos que te irán guiando por todas las estancias y te aportarán toda la información necesaria en español. Merece la pena pagar unas rupias!! Normalmente hay bastantes turistas indios y extranjeros, es lo que hay… no esperes tener toda la fortaleza para ti. Pero aún así, no dejes de dedicarle una mañana. Si quieres puedes quedarte a comer en el restaurante, también normalmente abarrotado de grupos…

Una de las cosas que más mola son las flipantes vistas que hay de la ciudad azul! Si quieres hacer fotos, mejor vete por la tarde o al amanecer (si no te da pereza madrugar) cuando hay menos bruma.

Si te va lo esotérico, hay un famoso astrólogo que por unas rupias te adivinará el futuro, nosotros lo probamos en nuestra primera visita allá por el 2002… para echarnos unas risas más que nada ja,ja,ja Fue una experiencia interesante, la verdad sea dicha.

También puedes visitar el Jaswant Thada que es un edificio de mármol blanco en memoria del Maharaja Jaswant Singh II desde donde hay unas vistas muy bonitas del fuerte y los jardines Umaid repletos de gente haciendo picnic (y tirando la basura donde les apetece) y de los monos más ladrones que he visto ja,ja,ja.

Jodhpur es para mí una de las ciudades con más encanto del Rajastán. No dejes de dedicarle al menos tres días para poder pillarle el pulso y disfrutarla como se merece. Déjate llevar, sin miedo a perderte, por los olores a incienso y flores y por los sonidos provenientes de las casas y los templos, a través de ese río de angostas callejuelas azules.

Si te apetece ver más fotos que sacamos en Jodhpur puedes hacerlo aquí.

Como siempre, espero que este artículo que haya resultado útil si piensas viajar a Jodhpur. Si te apetece colaborar, compártelo en Facebook o en Twitter si lo prefieres. Graciasss!! 😉

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES